Robot ‘top model’

border=border=

Una robot nos quita el empleo -y los novios- a las modelos :D

(ya el año pasado habían salido los “novia/novio” robot con muchas funcionalidades ¿no es triste?).

El nuevo robot femenino, capaz de adoptar las posturas de una ‘top model’, ha sido creado por el centro de investigación de Kobe, en Japón, New Industry Research, según aparece hoy en adn.es.

border= Sus creadores han señalado que pese a no tener medidas perfectas, el robot posee 16 articulaciones móviles, con lo que puede posar como la mejor modelo del mundo.

Notas relacionadas:
Historias de Robots, Wendy
Robots militares vueltos aspiradoras comunes, Arc
Robotizando al abuelo, un traje-bot, Arc
Saltar: gran paso para los Robots, Pedro Calvillo Serrano
Un Einstein robotizado visita Nueva York, Pedro Calvillo Serrano
Los insectos inspiran investigación robótica, Pedro Calvillo Serrano
RuBot II: otro robot que resuelve cubos de Rubik, Pedro Calvillo Serrano

Codigo ético para Robots

Recordemos las archiconocidas Tres Leyes de los Robot, promulgadas en sus relatos de Ciencia Ficción por el científico, escritor y divulgador Isaac Asimov, que fueron acogidas con generalidad por gran parte de los escritores de Ciencia Ficción.
Las Tres Leyes de la Robótica:
1.- El Robot obedecerá al ser humano y no le infringirá ningún daño ha este.
2.- El Robot no obedecerá ninguna orden que atente contra la primera ley.
3.- El Robot velara por su integridad siempre que no vulneren las dos primeras leyes
Las enumero de memoria si he cometido algún error luego me lo corrijan
BBCMundo.com
Código ético para robots

Un código ético para prevenir el abuso de los humanos a los robots,

y viceversa, se prepara en Corea del Sur.

El Código de Ética de los Robots, que será lanzado este año,

definirá las reglas para usuarios y productores.

El texto está siendo redactado por un equipo de cinco expertos,

entre los que se incluye a futuristas y escritores de ciencia ficción.

El gobierno de Corea del Sur ha considerado a la robótica como un

sector líder en el mundo económico y está invirtiendo millones de dólares

en investigación.

“El gobierno planea establecer las líneas éticas relacionadas a los roles y

funciones de los robots, pues se espera que éstos desarrollen mayor

inteligencia en un futuro cercano”, dijo el ministerio de Comercio, Industria

y Energía.

Preguntas éticas

Un reciente informe del gobierno prevée que los robots

llegarán a realizar cirugías de manera rutinaria a partir de 2018

Robots bailarines, Eric Ishii Eckhardt (Estos

robots bailan entre ellos).

El Ministerio de Información y Comunicación también predijo

que cada hogar de Corea del Sur tendrá un robot entre 2015 y 2020.

En parte, esta es una respuesta a la sociedad que continúa envejeciendo

y un recordatorio de que el ritmo en el desarrollo de la robótica está

acelerando.

El nuevo código es un intento de establecer las reglas para un futuro.

Encuentros cercanos

Los nuevos lineamientos podrían reflejar las tres leyes de la robótica,

creadas por el escritor Isaac Asimov en su novela corta “Runaround”

en 1942, dijo Park Hye-Young, ministro del equipo de robots.

Las consideraciones podrían incluir la certeza del control humano

sobre los robots, protegiendo los datos adquiridos por estas máquinas

y previniendo su uso ilegal.

Otras organizaciones también están pensando en el futuro robótico.

El año pasado, un estudio del gobierno del Reino Unido predijo que en

los próximos 50 años los robots podrían exigir los mismos derechos que

los seres humanos.

La Red de Investigación Robótica Europea también está creando una

serie de lineamientos para el uso de robots.

Se espera que las propuestas sean presentadas en Roma en abril.

Robots que aprenden emociones

Robots que aprenden emociones

Imagen de la pelcula "Yo Robot"

La película “Yo Robot” presentaba máquinas con emociones complejas.

Un grupo de científicos europeos lanzó un proyecto que busca desarrollar robots que aprendan a interactuar con los seres humanos de una manera emotiva.

“Feelix Growing” es el nombre del proyecto que involucra a seis países, 25 expertos en robótica, psicólogos y neurocientíficos.

La coordinadora, Lola Canamero, de la Universidad de Hertfordshire en el Reino Unido, dijo que el objetivo era construir robots que “aprendan de los humanos y respondan de una manera social y emocionalmente apropiada”.

El programa, con un costo de US$3 millones, durará tres años.

Datos sensoriales

El proyecto comprende la construcción de una serie de robots que puedan recibir datos sensoriales de los humanos con los que están interactuando, para que así adapten su comportamiento de una manera acorde.

Lola Canamero

Los robots han mostrado comportamiento de impronta, como seguir a la “madre”.

Canamero compara a los robots con los bebés, que aprenden su comportamiento de los patrones de movimiento y del estado emocional del mundo alrededor de ellos.

Los robots son aparatos muy simples y en algunos casos son máquinas que se pueden comprar en tiendas. Pero la parte interesante del proyecto está en los programas con los que funcionan.

Los robots van a aprender de la retroalimentación que reciban por parte de los humanos.

También habrá “retroalimentación táctil y emocional por medio de refuerzos positivos, como palabras amables, buen comportamiento, o ayudar al robot a hacer algo si no puede hacerlo”.

Los asociados están construyendo diferentes tipos de robots que se enfoquen en varias interacciones emocionales.

“Detectar expresiones”

Los robots recibirán las respuestas por medio de cámaras simples, sensores de audio y de contacto, así como de dispositivos que puedan medir la distancia entre las máquinas y los humanos.

Tenemos un prototipo de robot que sigue a la gente y puede adaptarse a la manera en la que los humanos interactúan con él
Dra. Lola Canamero

“Una de las cosas que vamos a usar para detectar las expresiones en las caras y en los patrones de movimiento es una red neural artificial”.

Las redes neurales artificiales se emplean porque son útiles para adaptarse a estímulos cambiantes; en este caso, detectar patrones de comportamiento, voz y movimiento.

Estas redes “aprenden patrones a partir de ejemplos observados”, señala Canamero.

Una de las áreas en las que los robots van a aprender es en el movimiento humano, pues éste dice bastante del estado emocional de una persona.

Los robots no intentarán detectar estados emocionales como el disgusto, sino que se van a enfocar en la rabia, la alegría y la soledad, el tipo de emociones que tengan impacto en cómo deba comportarse el robot.

Impronta

“Es muy importante detectar cuando el usuario humano está enfurecido y el robot ha hecho algo mal o si el humano está sólo y el robot tiene que animarlo”.

Uno de los primeros robots construidos en el proyecto está mostrando un comportamiento de impronta, del tipo que se encuentra en las aves y en algunos mamíferos cuando nacen.

“Ellos se apegan al primer objeto que ven cuando nacen”.

“Normalmente es la madre y eso es lo que hace que la sigan”.

“Tenemos un prototipo de robot que sigue a la gente y puede adaptarse a la manera en la que los humanos interactúan con él”.

Canamero dice que los robots que pueden adaptarse al comportamiento de la gente son necesarios si es que las máquinas van a tener un papel en la sociedad humana.

Al final del proyecto, se construirán dos robots que integren los diferentes aspectos de las máquinas que se están desarrollando en el Reino Unido, Francia, Grecia y Dinamarca.

Fuente: bbcmundo.com

Otro RuBot que resuelve cubos Rubik

RuBot II [YouTube, 1:50] es otro robot que resuelve cubos de Rubik. Lleva una cámara con la que examina la posición de cada cara y necesita unos 50 segundos. Es todo un avance sobre otros robots similares, aunque hablando no es gran cosa. RuBot tiene un curioso aspecto entre entrañable y cylon de esos que acojonan.

RuBot II es la nueva versión del robot de Pete Redmond, de Dublin (Irlanda). Es bastante diferente del prototipo pero sin duda alguna es el robot resolvedor de cubos más molón de todos. Tiene cámaras en la cabeza de modo que puede examinar el cubo antes de ponerse a resolver con sus brazos articulados. Normalmente resuelve un cubo como máximo en 50 segundos (sin contar el tiempo para examinarlo). El algoritmo de resolución es Cube Explorer de Herbert Kociemba que normalmente resuelve un cubo en un máximo de 20 movimientos. En este vídeo el cubo no estaba demasiado mezclado de modo que RuBot encontró la solución óptima sin mayores problemas.

PD.- Presionando RuBot II , veras al robot en funcionamiento

Los insectos inspiran robótica

LOS INSECTOS INSPIRAN UNA VEZ MAS LA INVESTIGACION EN ROBOTICA:

Los insectos están demostrando ser una valiosísima fuente de ideas para
un investigador que espera que los robots puedan realizar los mismos
tipos de tareas colectivas que hacen las hormigas o las abejas.

El Dr. Hong Zhang, profesor del Departamento de Ciencias de la
Computación en la Universidad de Alberta, y su equipo, trabajan en los
Sistemas Multi-Robot (MRS por sus siglas en inglés). Un MRS es un
grupo de robots más pequeños que una lata de pintura. Se mueven como
unidades independientes, pero están programados para la toma de
decisiones colectivas y para desarrollar tareas de construcción que
impliquen trabajar en equipo.

Zhang y sus colaboradores están usando de modelos a insectos sociales
como las hormigas y las abejas. Las hormigas de la especie L.
albipennis escogen un nuevo sitio para su hormiguero en tres pasos:
búsqueda, comunicación y compromiso. Las hormigas individuales se
dispersan para buscar una ubicación conveniente para el nido, luego
“hablan” a sus compañeras sobre el emplazamiento examinado, y alguna
acaba logrando la aceptación de la mayoría de la colonia de que la
ubicación propuesta por ella es la perfecta para el nuevo hormiguero.

Zhang usa algoritmos para capturar en datos manejables este
comportamiento y recrearlo en los MRS. En este trabajo “biológicamente
inspirado”, alcanzar el éxito se basa en la habilidad de los robots
para completar varios experimentos que involucran el transporte en
grupo y la construcción colectiva usando los algoritmos de toma de
decisiones en equipo.

La clave, según Zhang, es descentralizar el mando. Ningún robot es
el jefe, sino que debe obtenerse un acuerdo general del grupo para
cumplir las tareas, una habilidad que es crítica para que los MRS
actúen como una sola entidad. Para Zhang, ésta es la parte más
fascinante de la investigación.

“Para mí es más interesante y útil usar los MRS en lugar de un
sólo robot. Para ganar en capacidad de ejecución paralela de tareas y
para aumentar la robustez de un sistema, se necesitan múltiples
robots”.

Esta redundancia, que involucra la actuación simultánea de
múltiples robots, es un componente de gran utilidad. Si un robot
falla, el resto del equipo de robots todavía puede completar la
misión.

La otra parte de la investigación está en la construcción
colectiva. Zhang está utilizando dos métodos de construcción
colectiva de estructuras inspirados en los usados por insectos. Uno es
el uso del trabajo anterior para estimular y guiar la actividad actual.
Las acciones anteriores de los robots pueden emplearse para repetir una
pauta de construcción. El otro es la liberación de “feromonas
robóticas” en un área específica, donde otros robots obreros serán
inducidos a agregar materiales a la estructura.

Gracias a esa capacidad de tomar decisiones colectivas, y a sus
habilidades para la construcción en equipo, los sistemas de robots
múltiples podrían usarse para construir bases lunares o marcianas en
futuras misiones espaciales. Muchas de sus características también
los hacen firmes candidatos a ayudar a salvar vidas en casos de
desastres naturales o ataques terroristas.

Un Einstein robotizado

El inconfundible rostro de Albert Einstein ‘cobra vida’ en el primer robot que anda, capaz de expresar sorpresa, alegría, tristeza e ira, una invención que debuta en una conferencia tecnológica que se celebra en Nueva York.


Alex Hubo, como se llama esta máquina bípeda con el rostro del famoso científico, puede verse en acción en el NextFest, un evento organizado por la revista Wired en el Centro de Convenciones Javits de Nueva York y que presenta una selección de los últimos avances tecnológicos.

La conferencia es un viaje al futuro de la robótica, la seguridad, el transporte y el entretenimiento, incluidos los vehículos híbridos, vídeo juegos que incorporan realidad virtual y simulaciones y uniformes militares completamente equipados.

En el corredor de robots está Alex Hubo, cuya cabeza, de apariencia humana, fue diseñada por la empresa Hanson Robotics, y su cuerpo por la división Hubo de los Laboratorios Kaist, en Corea del Sur, especializados en el área de robots humanoides.

Actualmente, Hubo no es más que una diversión, pero sus creadores confían que en el futuro sirva de asistencia a los discapacitados.

‘Los humanoides son los robots del futuro. Ellos harán la vida de los humanos mejores y más felices’ dijo a Efe Il Young Han, un ingeniero de Kaist que ha estado a cargo de este proyecto.

No sólo quienes miran a Alex Hubo reconocen fielmente a Einstein en su rostro; el robot también es capaz de identificar a quienes le rodean, gracias a unas cámaras instaladas en sus ojos.

Sus labios se mueven en sincronía con su voz y su rostro se ríe, se entristece, se enoja o se sorprende con suma expresividad.

Si de diseño estrictamente humanoide se trata, la conferencia presenta a Actroid Der, una joven y atractiva mujer japonesa creada por Kokoro, una compañía del Grupo Sanrio -los creadores de Hello Kitty-, en Japón.

Esta mujer fácilmente confundible con un ser de carne y hueso suele emplearse como recepcionista de turistas en hoteles, presentadora de nuevos productos y guía de exhibiciones.

Aunque no puede andar, Actroid parpadea e interpreta -sin mover los pies del piso- una danza tradicional japonesa, mientras que su versión interactiva y mucho más avanzada puede entender frases comunes en inglés y japonés.

Actroid tiene un sentido del humor bien robótico, ya que al preguntársele si es un robot, responde con un estereotipado y monótono ‘Si-soy-un-robot’, acompañado de movimientos rígidos y mecánicos.

Según comentó a Efe el director de Kokoro, Takeshi Mita, Actroid se vende en Japón desde junio del año pasado por 300.000 dólares aunque también se puede alquilar por 800 dólares diarios.

La convención asimismo presenta a Paro, una pequeña mascota desarrollada por el Instituto de Tecnología y Ciencia Industrial Avanzada de Japón.

Paro no es una mascota común y corriente, sino una foca blanca y peluda de tierna mirada con sensores y activadores instalados en su interior que le permiten moverse y responder a ciertos estímulos, como las caricias a su pelaje.

Paro, que significa ‘robot de compañía’, no sólo se usa en países como Japón, Italia, Francia y Suecia como sustitutos de mascotas donde éstas no son permitidas, sino que ha sido muy exitoso como ‘animal terapéutico’.

‘Está bajo prueba en hospitales y hogares de ancianos, donde sirven de compañía y ayudan a aminorar la ansiedad’, dijo a EFE Selma Sabanovic, investigadora social del departamento de Estudios Tecnológicos del Instituto Politécnico Rensselaer.

La mascota robotizada está hecho a mano, funciona con baterías ubicadas en su chupete y su precio es de 3.500 dólares.

‘Se han vendido 700 en tres años y entró al Libro de Récords Guinness como el robot más terapéutico del mundo’, dice Sabanovic.

Otros usos similares son los de los Robots Bailarines creados por la Universidad de Tohoku, en Japón, por 300.000 dólares.

En el futuro, estos danzarines se utilizarán en tareas más prácticas, como asistentes a personas con problemas ortopédicos o ancianos que tienen dificultades para caminar.

Un traje-bot

TOKIO (AFP) - Un "traje-robot" permitirá a las personas mayores y con
minusvalías caminar, subir escaleras o sentarse con más facilidad.

La firma Mitsui and Co. y otras treinta empresas de Tokio quieren
crear una sociedad común para vender ese traje motorizado ideado por
Yoshiyuki Sankai, un profesor e ingeniero de la Universidad de
Tsukuba.

"No se trata ni de un robot de fábrica ni de un robot destinado a la
simple distracción. El traje proporciona una ayuda práctica a la gente
en su vida cotidiana", dijo Sankai.

El traje-robot, llamado HAL-3 (Hybrid Assistive Leg), está compuesto
por una mochila que contiene una computadora y unas baterías que
activan unas articulaciones motorizadas en las rodillas y en la
cadera.

Así, imprime un movimiento a las piernas gracias a señales eléctricas
que el propio usuario envía a sus músculos, según las explicaciones de
su inventor.

Gracias al robot, una persona puede andar a una velocidad de 4 km/hora
prácticamente sin esfuerzo físico y sin los movimientos entrecortados
característicos de los robots ordinarios.

La futura sociedad quiere vender o alquilar el año que viene unos diez
prototipos a asilos y hospitales. A medio plazo, el objetivo es vender
un centenar de autómatas al año por un millón de yenes (unos 8.000
euros).

-- 
Saludos,