El Monstruo viviente de la Calavera de Alan Poe

[…] Cuando levanté los ojos de las páginas, mi mirada cayó sobre la desnuda superficie de la colina y sobre un raro objeto, sobre un monstruo viviente de horrorosa conformación, que se abrió paso muy rápidamente desde la cima hasta el pie, para desaparecer al fin en el espeso bosque de abajo. […]

Colmillos […] alas […] pero la principal peculiaridad de aquella horrible criatura era la representación de una calavera, que cubría casi toda la superficie de su pecho y que estaba trazada en un blanco deslumbrante sobre el oscuro ‘campo del cuerpo, como si hubiese sido dibujado cuidadosamente por un artista. […] Mientras el monstruo desaparecía al pie de la colina, caí al suelo desvanecido.

Mi anfitrión […] sacando una sinópsis de Historia Natural exclamó:

“—¡Ah, aquí está!. Está volviendo a ascender la cara de la colina […] no es en absoluto tan grande ni tan distante como se lo imaginaba usted. Lo cierto es que, ahora que lo veo reptar subiendo por ese hilo que alguna araña ha tejido a lo largo de la hoja de la ventana, calculo que tendrá un dieciseisavo de pulgada de longitud como máximo y distará otro dieciseisavo de pulgada de la pupila de mi ojo”.

Disfruta completa “LA ESFINGE” (con ventanas emergentes :(, de EDGAR ALLAN POE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: