(Santas gallinas) El Origen de la Corona de Laurel

Roma.- Livia Drusila futura esposa del Divino imperator César Augusto, hace un alto en la travesía para descansar, y de pronto… un águila deja caer en su regazo, cual si hubiera sido una flor, una gallina blanca.

El ave trae en el pico una ramita de laurel y los augurios le vaticinan gran fama.
En muestra de gratitud, el César manda tributar a la gallina y a sus descendencia los cuidados prodigados a un niño. En cuanto al gajo de laurel, fue plantado en el lugar donde ocurrieron los hechos y dio origen a un bosquecillo que en honor a las gallinas fue llamado “Ad gallinas” (a las gallinas).
Cuando el Imperio quedó pacificado, Augusto tomó una rama de uno de los laureles, confeccionó una corona y se la colocó triunfante sobre la cabeza.
Como a nadie había favorecido tanto la diosa Fortuna, los césares que lo sucedieron lo adoptaron como costumbre.
Libro:
“El Pompeyano”, de Philipp Vanderberg
´La vida en la antigua ciudad del placer´algunas Notas

Después, en ésta Villa de Livia “Ad Gallinas Albas” o “Prima Porta”, construida a las fueras de Roma, se encontraría la famosa estatua del Princeps Augusto, aparecida en el Siglo XIX. Por esta causa se conoce la Estatua como Augusto de Prima Porta.

Anuncios

7 comentarios

  1. Una vez me cayò una gallina en la cabeza, ya no me sentirè mal de contar esa experiencia

  2. Bueno, con que un águila no te tire una tortuga en la cabeza y te asesine como a Esquilo:

    Anécdota: De acuerdo con Plinio, las águilas apresan a las tortugas o a las ostras y las arrojan desde lo alto contra las rocas para quebrar el caparacho y extraer la carne (Historia Natural, X–7).

    Cuenta Eliano que un día Esquilo (si, aquél autor de tragedias) estando sentado sobre una roca (siendo calvo) y discurriendo sobre sus temas habituales (es decir, pensar en tragedias):

    Un águila (cual Mario Bros contra Koopa) le soltó una tortuga en la cabeza, matando así a Esquilo (Historia de los animales, VII–16)

    [Bueno, Francisco de Leyva cuenta lo mismo acerca de un filósofo calvo cuyo nombre no especifica, en su Tragedia de la hija de Jephtá (en Armando Gómez, Antología de Fábulas, ob. cit., p. 189).].

    Lo importante es no ir a filosofar o pensar en tragedias en las rocas siendo calva :D

    Gracias amiga por tu visita y comentario! Bienvenida

  3. estuvo bueno… yo de 100 le daria un 61

  4. MUY BUENO X Q ES BREVE JIJIJIJIJI

  5. hola como estan yo estoy en mi casa ha iendo tarea!!! pongan akgo divertido haci nos reimos un poco j

  6. …….placer la charla !!!!gracias.

  7. placer la charla!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: