Los cirujanos Incas eran muy habilidosos

via Ciencia en Espacio Ciencia by Martín Cagliani on 5/13/08

Durante la época del gobierno de los Incas, había cirujanos que podían remover pequeñas porciones del cráneo de sus pacientes para tratar heridas de la cabeza, y lo hacían muy bien, según un reciente estudio publicado en The American Journal of Physical Anthropology.

Ese procedimiento quirúrgico se llama trepanación, y solía ser practicada en hombres adultos, generalmente para tratar heridas sufridas en combate, según los investigadores.

Los Incas eran una civilización guerrera, que pasaba de una conquista a otra, y muchas veces también sufrían guerras internas. Por lo que las heridas en combate eran muy frecuentes.

Hoy en día se realiza un procedimiento muy parecido para aliviar la presión causada por la acumulación de fluido luego de un trauma severo en la cabeza.

En una tumba descubierta en Cuzco, la capital Inca, se encontraron restos del año 1000, que tenían evidencias de que las técnicas quirúrgicas fueron estandarizadas y perfeccionadas a lo largo del tiempo. Muchos de los cráneos más antiguos no muestran evidencias de hueso curado luego de la operación, sugiriendo que el procedimiento fue fatal. Pero ya para el año 1400 se cree que la supervivencia a la operación se acercaba al 90% de los casos. Incluso con niveles bajos de infección.

Valerie Andrushko, directora del estudio, de la Universidad estatal de Southern Connecticut, dijo que nuevos descubrimientos muestran que los cirujanos incas habían desarrollado un conocimiento detallado de la anatomía craneal. “Esta gente eran diestros cirujanos”, dijo Andrushko.

Los autores del estudio notaron que los cirujanos incas evitaban áreas en las cuales cortar habría sido peligroso porque podría causar heridas en el cerebro, sangrados o infecciones.

Obviamente en aquellos tiempos no tenían los beneficios de la anestesia total de nuestros días, ni tampoco antibióticos, pero se las arreglaban con plantas medicinales, como por ejemplo la coca y el tabaco. “Estas, junto con la cerveza de maíz, podría haber aliviado algo el dolor”, dijo Verushko. Otras plantas podían utilizarse como antisépticos o para reducir las infecciones.

La técnica que utilizaban para trepanar el cerebro, no era con un taladro, sino con una técnica de raspado. “El cráneo era raspado lentamente, lo que resultaba en un hueco circular rodeado de un área mayor de hueso raspado”, contó Verushko a National Geographic. Como se imaginarán esto debería ser muy doloroso, pero se ha encontrado un cráneo que tenía siete de estas operaciones, y sobrevivió a todas.

Imagen: Flickr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: